Aumento sustancial en las facturas de luz para usuarios de altos ingresos

Aumento sustancial en las facturas de luz para usuarios de altos ingresos

La Secretaría de Energía ha tomado una determinación trascendental que reconfigurará el panorama de las facturas de luz en el horizonte inmediato. Se espera un aumento significativo, aproximadamente del 110%, para los usuarios con consumos elevados, comercios y pymes. Esta decisión, centrada en el ajuste del precio mayorista de la electricidad, entrará en vigor con la reprogramación trimestral de verano para el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), abarcando el período comprendido entre el 1° de febrero y el 30 de abril de 2024.

El incremento impactará de manera inminente a aquellos usuarios que han renunciado a los subsidios, principalmente aquellos ubicados en el nivel N1, caracterizado por ser el estrato de mayores ingresos. Esta medida involucrará a aproximadamente 3,3 millones de usuarios, abarcando hogares de altos ingresos, pequeños comercios e industrias. Aquellos que han decidido prescindir del subsidio pasarán de abonar $21 a $46 por kilovatio/hora en el contexto de precios estacionales.

Contrastando con la realidad de los usuarios N1, aquellos clasificados en los niveles medio y bajo (N3 y N2) no experimentarán modificaciones en sus facturas. La determinación del Poder Ejecutivo de mantener los precios estacionales subsidiados en estos segmentos pretende salvaguardar a una porción de la población de ajustes económicos sustanciales.

Para conocer el aumento final en las facturas de los usuarios N1, se aguarda la definición por parte del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE). Este organismo deberá establecer cómo se aplicará la decisión de la Secretaría de Energía, considerando además el incremento del Valor Agregado de Distribución (VAD), correspondiente a los ingresos de las distribuidoras Edenor y Edesur. Ambas empresas han planteado ajustes de hasta el 90%, según lo expresado en la reciente audiencia.

Una novedad significativa es la inclusión de sectores públicos de la educación, como universidades, y la salud, en particular hospitales, en la eliminación de subsidios. La resolución publicada establece que estos sectores pasarán a abonar las facturas finales de manera plena, lo que marca un cambio estructural en la política de subsidios en energía.

Esta resolución se enmarca en la implementación de una «adecuación transitoria» de tarifas, con el propósito de reducir los subsidios en energía. La advertencia del secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, durante la audiencia pública de la electricidad a fines de enero, sobre el sistema eléctrico estar «al borde del colapso», añade una capa de urgencia y relevancia a estas medidas.

Deja un comentario