El abuelo de la patria

Manuel Costa de los Ríos fue esclavizado y traficado de África hacia América. En Luján, en 1630, fue testigo del milagro de la Virgen y hoy, su figura se encuentra en vías de canonización. Para rescatarlo del olvido realizaron un festival, presentaron un libro y una muestra permanente.

Fuente: Télam

Deja un comentario