Carlos Balmaceda: “En la propia memoria se diluyen todos los límites reales”

El escritor une en cada uno de los treinta capítulos de su libro “Mi mamá y Stephen Hawking” a su madre no solo con el científico de los agujeros negros, sino también con Heródoto, Ulises, el Tarot, Claude Monet, el Cid Campeador, con una prosa cuidada, exquisita que hace que el dolor que se cuenta se transforme en placer.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: