Aseguran que el acoso de las gaviotas a las ballenas les provoca estrés o “micropredación”

La investigación dada a conocer por el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) determinó que los picotazos de las aves sobre el lomo de los cetáceos para alimentarse de piel y grasa pueden haber contrinbuido al crecimiento de la tasa de mortalidad.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: