Steven Lin llegó a los 18 años, solo conocía a Maradona y ahora hace asados con amigos

Steven arribó a la Argentina con su padre en 1993, pero volvieron a su país con la crisis del 2001 y el “corralito”. Pero como esta tierra los conquistó, regresaron dos años después. Hoy ya se considera un verdadero “argenchino” dedicado a las exportación de vinos y la importación de artículos deportivos.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: