Un cuarto de siglo sin Niní Marshall, la gran cómica argentina

“Catita”, el apodo surgido del más emblemático de sus personajes, dejó este mundo en 1996 pero es uno de los raros casos en que una artista permanece en la memoria y la vida diaria de su pueblo, en sus dichos, en sus ocurrencias.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: