Liniers vuelve a ilustrar The New Yorker con una tapa sobre la primavera y el fin de la pandemia

La portada remite a los primeros días de la primavera en el hemisferio norte con una escena que transcurre en la la boca de subte ubicada en la esquina de 23 y Broadway, frente al edificio Flatiron y el Madison Square Park: brotan del subsuelo unas enormes flores de colores y, a la vez, los pasajeros salen al exterior, con barbijo.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: