“Salimos con lo puesto”, dijo un poblador de Cerro Radal que huyó con su esposa y tres hijos del fuego

Diego Bondarczuk abandonó la cabaña donde vivía junto a su pareja Verónica, dos niñas de 13 y 8 años y un bebé de 18 meses cuando, según contó, “caían bolas de fuego sobre el pasto y no pudimos apagarlo”.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: