Tips para preparar la comida para los más chicos cuándo no hay tiempo

Tips para preparar la comida para los más chicos cuándo no hay tiempo

La rutina moderna exige que estemos al “pie del cañón” la mayoría del tiempo, sea tratando temas laborales, o bien ocupándonos de la rutina diaria que no deja de ser menos demandante en el contexto actual. Incluso si estamos trabajando desde casa, la demanda laboral muchas veces nos dejará casi sin tiempo, por no decir que en muchas ocasiones nos dejará con mínimos momentos en los cuales ocuparnos de los demás aspectos importantes de nuestra vida.

Esto implica también la alimentación, en particular la de los más chicos, que como bien se sabe hay sobrada evidencia de la importancia que reviste la correcta nutrición en los primeros años de vida y el impacto que tendrá en el desarrollo futuro. Incluso si nuestros chicos ya están en una edad avanzada, la alimentación tendrá un rol fundamental en términos de aportar lo que necesitan para poder encarar el día a día con la suficiente energía.

Es que en términos fisiológicos, la alimentación entre los 1 y 5 años es fundamental para el desarrollo de órganos, establecer ciertos patrones musculares e incluso el desarrollo del cerebro. Los niños previos a la adolescencia también necesitarán una cantidad de calorías y nutrientes vitales para su desarrollo, en particular a la hora del rendimiento académico, deportivo y de esparcimiento.

Hacerse el tiempo

A veces no es cuestión de pasar horas detrás de la cocina cada día, sino hacer del tiempo que contamos para cocinar más eficiente. Sucede que si a la hora de hacerlo cocinamos de más, por ejemplo, podremos congelar y tener para otros días. Estos tips, junto a los que veremos a continuación, son algunas de las herramientas que nos permitirán “hacernos el tiempo” para realizar más actividades, o bien para destinarle el tiempo suficiente a nuestro trabajo y continuar con nuestras vidas:

Cocinar de más los fines de semana: durante sábados y domingos podemos preparar platos especiales, ricos en nutrientes y muy alentadores para los más chicos. Pero por qué preparar una cantidad mínima cuándo podemos cocinar de más, sólo nos llevará algunos minutos más y podremos congelar porciones para tener durante la semana.

Preparar comidas de un recipiente: a veces perdemos mucho tiempo lavando platos luego de la cocina, pero si logramos usar sólo una olla para todo podemos ahorrarnos ese tiempo. Existen muchas recetas, además de las clásicas sopas, que podemos preparar en la olla, a veces de cocción lenta que nos permitirán además disfrutar del tiempo mientras se prepara.

Salir a comer o pedir algo está permitido: a veces nos esforzamos de más a la hora de cocinar y hay días en los que está permitido “tirar la toalla” y pedir algo para comer, como por ejemplo las empanadas que La Mesada ofrece a través de delivery, que además de ser deliciosas son muy nutritivas. ¿Otra gran ventaja? Podemos pedir de más y dejarlas congeladas para sólo calentar en otro momento y sacarnos del apuro.

Planear las comidas de la semana: a veces vamos al supermercado y nos olvidamos la mitad de las cosas para la semana, perdiendo tiempo al tener que ir nuevamente a buscar algo. Pensar qué vamos a comer durante los días que vienen nos brindará la posibilidad de tener en mente qué necesitamos y así perder menos tiempo.

Preparar el desayuno la noche anterior: existen muchas recetas simples que si dejamos los ingredientes separados la noche anterior podremos preparar rápidamente. Incluso podemos preparar algunos panqueques saludables y sólo calentarlos en el microondas la mañana siguiente y sumarle alguna mermelada o miel.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: