Víctor Hugo Saldaño, en el corredor de la muerte

Está recluido con pena de muerte desde 1996 en un penal de Texas, Estados Unidos. Lleva 24 años esperando una ejecución que nunca llega, mientras la tortura avanza devastadora sobre su mente. Desde su Córdoba natal, la madre implora un milagro. Pero el sistema jurídico y carcelario norteamericano aguarda, perverso y letal, “la hora del show”. Crónica de una vida que se apaga, a la vera de Dios.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: