“El dióxido de cloro de ninguna manera está diseñado para ingerir”, dijo el presidente de la SAP

Omar Leonardo Tabacco, presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), aseguró que la sustancia tiene probados “importantes efectos colaterales que pueden llevar a complicaciones muy serias, terminando en la muerte”.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: