El paraíso de Atahualpa

El gran músico descubrió este rincón de Córdoba a fines de los años 30. Allí, en Cerro Colorado, levantó Agua Esconcida, la única casa que tuvo en su vida. Hoy es la sede de la Fundación Atahualpa Yupanqui.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: