Museos colmados de ausencias

Museos colmados de ausencias

Por Mariela Blanco (periodista, autora del libro Leyendas de Ladrillos y Adoquines)

La próxima celebración del Día Internacional de los Museos será distinta. Los apasionados por las hilachas de la historia no estarán ahí con sus cámaras y su discreto murmullo.

Sin embargo, como cada área de esta vida en cuarentena, podremos dignificar esta fecha recorriendo virtualmente, desde casa, algunas de las propuestas de la Ciudad donde se custodia sigilosamente la memoria argentina.

Hay para todos los gustos, tomá nota:

Museo del Inmigrante: Se trata de un edificio de cuatro pisos donde funcionó el Hotel construido para albergar a aquellos extranjeros que llegaban desde los barcos en busca de un futuro mejor.  Entre 1869 y 1895 la población de Argentina se duplicó. Este lugar guarda el registro de las miles de personas que encontraron un catre y un plato de comida caliente. Conmueve ver las valijas, ropas, objetos personales y documentos de viaje.  

Museo Mitre:  La casa en sí misma merece especial atención. Una de las pocas casas coloniales que quedan en pie y ni mas ni menos que la residencia donde vivió y murió Bartolomé Mitre. Alberga parte de la historia política de quien fuera Presidente de la Nación y fundador del diario La Nación. El mobiliario es suficiente testimonio de las costumbres de la época.  

Museo de la Historia del Traje: Destaca la evolución de la vestimenta argentina y latinoamericana a través de muestras temporarias. Incluye no solamente prendas sino también fotos, bocetos, accesorios para poner en contexto toda una época. También propone un repaso por la indumentaria típica.

Casa Fernández Blanco: Contiene la colección de muñecas antiguas más completa del país gracias a la generosa donación de las hermanas Mabel y María Castellano Fotheringham. Exhibe los mejores exponentes de la industria juguetera europea entre 1850 y 1940.

Mariela Blanco

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: