Hablemos de voyeurismo

Hablemos de voyeurismo

Buenos Aires no Duerme consultó al licenciado en Psicología Ricardo Antonowicz sobre el “mundo voyeur” o el deseo de observar y ser observado en el siglo XXI. 

Explicó que “el ojo que ve el objeto, está del lado del sujeto, mientras que la mirada está del lado del objeto”.

“Cuando miro un objeto, el objeto está siempre mirándome de antemano y desde un punto del cual yo no puedo ver. Mirar no es lo mismo que ver. La mirada va más allá de la visión. La mirada es constitutiva de nuestra subjetividad. La mirada incorpora propiedades de los objetos de la elección amorosa, de sus encantos”, dijo.

“El voyeur encuentra satisfacción en la ambigüedad de una situación en la que la persona observada no sabe que es visto, pero que participa de la situación con algún gesto prestándose a formar parte del espectáculo. El voyeur participa de la observación ocultándose de las personas en actividades íntimas prevaleciendo la ausencia de consentimiento. Se trata de mirar por el agujero de la cerradura pero si es sorprendido, se perturba y lo reduce al sentimiento de vergüenza”, explicó.

“Detrás de la mirada del voyeur se encuentra la ostentación del ámbito de la apariencia”, concluyó.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: