Estaciones de Servicio reclaman que se actualicen los precios de los combustibles

A través de FEC y UENYA, los propietarios pymes estacioneros le pidieron al Presidente Alberto Fernández una reunión para advertirle sobre la reacción negativa que las petroleras van a tomar al desabastecer a los operadores a causa de no poder aumentar los precios

UENYA y FEC rechazan el congelamiento de los precios de la nafta y piden que el Presidente atienda las necesidades del Sector

La Unión de Expendedores de Naftas y Afines y la Federación de entidades de Combustibles, encabezadas por Juan Carlos Basílico y Julio César Alonso, manifestaron que la medida que impide aumentar los precios de los combustibles líquidos llevará a suspensiones de personal y cierre de Estaciones blancas.

En representación de la Estaciones de Servicio de la Provincia de Buenos Aires, la FEC y Uenya, emitieron un comunicado de prensa difundido por el portal surtidores.com.ar, en el cual, si bien se muestran abiertos al diálogo para contribuir a la solución del problema económico de la Argentina, llaman la atención ante un nuevo freno a la actualización de los valores finales del litro de nafta y gasoil al surtidor.

En una carta que será dirigida al Presidente de la República, Alberto Fernández, las entidades de estacioneros pymes, recalcaron que “lamentablemente debemos estar en desacuerdo con esta resolución que impide nuevamente actualizar los precios de los combustibles”.
Expresaron que “las consecuencias del Decreto del anterior presidente Mauricio Macri que por 90 días evitó que se aumentaran los precios, derivó en una serie de inconvenientes de difícil solución para quienes somos los últimos eslabones más débiles de la cadena de comercialización de hidrocarburos”.

Recordaron que “ante la imposibilidad de elevar el margen de ganancias, las Petroleras decidieron dejar de mandarle producto a las Estaciones Blancas e imponer un cupo de entrega a los operadores de sus propias banderas, con lo cual, hubo numerosos colegas que quedaron al borde del quebranto”.

Destacaron que “cuando asumió el nuevo gobierno, aquellos estacioneros que no habían podido recuperarse de los efectos devastadores del congelamiento, habían recuperado las esperanzas que volvieron a perder esta semana cuando se enteraron que no podían aumentar el precio”.

Explicaron que “mientras pisan el único componente de rentabilidad que tiene una estación de servicio, se sigue cayendo el nivel de ventas y se torna imposible asumir el aumento salarial que se había acordado en paritarias el año pasado del 7% para este mes y otro 7% para el que viene”.

Basílico destacó finalmente el esfuerzo que el Gobierno le pide a toda la sociedad para recuperar la producción y salir de la emergencia, pero alertó que “estamos en el camino de defender los puestos de trabajo de más de 50 mil empleados que viven de la actividad de empresas de carácter familiar y de capital nacional”.

Desde las instituciones, agradecieron al Presidente Fernández y al Secretario de Energía Sergio Lanziani, la disponibilidad que los funcionarios tengan para recibirlos en una reunión y así, “poder expresarles las experiencias de aquellos colegas empresarios que aportan su trabajo cotidiano para el desarrollo económico y social de la Argentina”.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: