La odisea de una familia para conseguir una cama de terapia intensiva

Luego de una semana de espera, Jorge fue internado en la clínica Otamendi. En tanto, una de sus hijas, de 42 años, durmió en el pasillo de una clínica porteña y fue derivada con neumonía bilateral a una institución bonaerense.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: